Ante fracaso de alcaldes de Lima Norte en el recojo de residuos sólidos. Servicio debe pasar a manos de empresa concesionaria

Con más de 3 millones de habitantes, no aguanta más la basura y desmontes por todos lados atentando contra el medio ambiente y sobre todo contra la salud de los ciudadanos.

Está comprobado que los alcaldes de los 8 distritos de Lima Norte, no tienen la capacidad de mantener sus distritos limpios y saludables, incurriendo los burgomaestres en el delito de omisión de deberes de función, así lo señala el artículo 367 del Código Penal que sanciona a los alcaldes con penas entre 4 y 6 años de prisión, sin embargo ninguna autoridades judicial ha hecho cumplir la ley, porque hasta la fecha no se conoce que algún alcalde haya sido sancionado con el Código Penal, de haberse cumplido la ley los distritos lucirían limpios y saludables.

Para muestra un botón el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), ejecutó un plan de identificación de puntos críticos de acumulación de basura, así como supervisiones a las municipalidades para verificar si están cumpliendo con sus funciones en materia de residuos sólidos.

En esta tarea, OEFA identificó que 35 de los 43 distritos de Lima Metropolitana, estaban en situación de alto riesgo por su inadecuada gestión de residuos sólidos entre ellos los distritos de Lima Norte, distritos que contaminan el medio ambiente y atenta contra la salud de los ciudadanos, sin embargo ante este plan realizado por la OEFA, donde identificó distritos que no cumplen con la salubridad de los ciudadanos, en este caso algún alcalde se le aplicó el Código Penal, por supuesto que no.

Sin embargo todos los años los alcaldes de Lima Norte, al parecer se desesperan por negociar los contratos millonarios con dizque “empresas” que no cumplen con lo que manda la ley, porque a la vista de los ciudadanos de Lima Norte, podemos encontrar camiones botados en las calles por estar malogrados, mientras que los distritos se encuentran abarrotados de basura y desmonte, ante toda esta “estafa” las autoridades judiciales aplican la ley, por supuesto que no, si se aplicara la ley los distritos de Lima Norte, se encontrarán saludables.

Sin embargo estamos a punto de descubrir que a los burgomaestres al parecer les queda parte del contrato millonario que firman con las empresas de recojo de residuos sólidos, según vecinos señalan que si las empresas firman para realizar un recojo de basura optimo, este servicio no se cumple, acaso los alcaldes reclaman que se cumpla el contrato, por supuesto que no, señalando los vecinos, “Reciben o no reciben los alcaldes algo del contrato por quedarse calladitos”, además los vecinos concluyen “Si queremos calles limpias y saludables tenemos que tener otra clase de servicio porque ex alcaldes y los actuales alcaldes han fracasado en el recojo de residuos sólidos”, acotaron vecinos mortificados.

Ante el reclamo popular podemos deducir que si Estado, realiza un contrato y pone en manos de una empresa concesionario el recojo de los residuos sólidos de Lima Norte y del Perú, tendremos calles limpias y saludables. Y si la empresa concesionaria no cumple con el contrato se le debe aplicar todo el peso de la ley por perjudicar la salud de los ciudadanos y perjudicar el medio ambiente.

Por otro lado contratar a un empresa concesionaria dedicada al recojo de residuos sólidos en Lima Norte, traería beneficios a las municipalidades toda vez que estas podrían encargarse de recoger los plásticos que se encuentran en los residuos sólidos de los distritos y negociarlas con la empresa concesionaria, sería una manera de traer más economía a las municipalidades.

Todo esto puede ser posible si el Estado, en este caso el Presidente de la República, Primer Ministro, Ministerio de Salud, Ministerio del Ambiente, toman la decisión de contratar a empresas concesionarias para el recojo de los residuos sólidos, no solo en Lima Norte, sino en todo el Perú, para que de esta manera mantener ciudades limpias y saludables, sin embargo está comprobado que el Estado, no comparte en cuanto a las políticas de saneamiento, y es por eso que ninguna de estas instituciones toma las medidas necesarias para efectuar un control global de la gestión de los residuos sólidos.

Ahora si tomamos en cuenta que el Ministerio de Salud es la entidad responsable de la aplicación de la legislación técnica, sanitaria y ambiental relativa a los residuos sólidos. El Ministerio de Vivienda es el encargado de definir los lugares de depósito de los residuos de la construcción, así como de controlar su correcto traslado por parte de las empresas.

Finalmente las municipalidades de Lima Norte, no puede continuar contratando con “empresas” de recojo de residuos sólidos improvisadas que asfixian y dañan la salud de los ciudadanos y del medio ambiente, brindando un servicio que cuesta millones de soles a los ciudadanos y sobre todo que no se aplica la ley. Basta de tener calles pestilentes y llenas de basura en Lima Norte, el Estado tiene la palabra si es que quiere tener a sus ciudadanos saludables.

Escribe: Luis Llumpo Ch.
LA NOTICIA RENOVADA

Déjanos tus comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.